. . .

Es una necesidad fisiológica y natural, pero que en el espacio se vuelve todo un lío. Para los astronautas constituye uno de los principales problemas que se enfrentan durante sus viajes, ya que no tienen acceso a baños, y cuando sí lo tienen no son muy cómodos, y los residuos se acumulan en poco tiempo.
Por ello , la NASA ha abierto una convocatoria al público en general para encontrar un genio que resuelva qué hacer con los excrementos humanos en el espacio.

Como lo explica el astronauta Rick Mastracchio, en el video promocional del «Poop challenge» – algo así como el «Desafío del excremento» -, esta misión puede dar risa, pero es algo muy importante para la salud de los viajeros espaciales y para la misma evolución de la exploración espacial.

Actualmente los astronautas usan pañales cuando hacen caminatas espaciales, durante el despegue y otros momentos en los que no tienen acceso a facilidades sanitarias. Pero eso es sólo una solución temporal y puede causar problemas de salud.

Además, para viajes más largos, como ir a Marte, habrá que solucionar este problema.

El «Desafío del excremento» premiará con US$ 30.000 a quien encuentre una solución.

¿Qué tipo de solución buscan?

Según la página del desafío tendría que ser un «sistema dentro del traje espacial que pueda recoger excrementos humanos por hasta 144 horas y que los mantenga lejos del cuerpo sin usar las manos. El sistema debe operar en las condiciones del espacio, donde los líquidos, sólidos y gases flotan en la microgravedad y no actúan como suelen hacerlo en la Tierra. Este sistema debería ayudar a que los astronautas permanezcan vivos y sanos por hasta 6 días».

El desafío estará abierto hasta el mes  diciembre.

Fuente CNN en español.

Deja una respuesta