0 0
Read Time:4 Minute, 3 Second

Aunque no son la mejor opción, si te decides por los bastoncillos para limpiar tus oídos recuerda que solo son para la parte externa, no más allá del oído medio.
Para limpiar tus oídos de forma natural y sin dañarlos, existen varios métodos caseros que pueden serte de utilidad, puntualmente. Estos pretenden humedecer ligeramente la zona y hacer más fácil la extracción del exceso de cera. ¿Te interesa saber más? En ese caso, ¡sigue leyendo todo lo que vamos a comentarte!

A continuación te comentaremos más acerca de la limpieza de los oídos, qué debes tener en cuenta, qué debes evitar y otros aspectos de interés que te ayudarán mucho en el día a día.
Algunos vicios en la limpieza de oídos
Muchas personas limpian sus oídos introduciendo elementos como hisopos, bastoncillos o palillos. De esta manera, creen que podrían eliminar el cerumen. Sin embargo, esto podría hacer que esos elementos extraños alteren el pH y disminuyan la capacidad de defensa contra gérmenes.
Por otro lado, el oído tiene tres partes: una parte externa (oído externo), un conducto (oído medio) y en el fondo la membrana del tímpano (oído interno). En el conducto es donde aparece el cerumen, que es la protección natural del oído y la que se encarga de evitar que el agua u otros gérmenes en nuestros oídos. Por tanto, veamos ahora cómo limpiarlos correctamente.

¿Qué NO debes hacer cuando vayas a limpiar tus oídos?
Nunca limpies tus oídos con los dedos, porque estos acumulan gérmenes y bacterias fácilmente.
No introduzcas hisopos , bastoncillos o pinchos, ya que esto empuja la cera, no facilita su eliminación.
No utilices velas para limpiar tus oídos.
No te limpies los oídos a diario, ya que puede resultar contraproducente. Lo ideal es que dejes un margen de tiempo entre 2 y 3 días.

destapa la cera del oido

Agua oxigenada
Aunque muchos dicen que es recomendable limpiarse los oídos con agua oxigenada, hay que tener cuidado al momento de usarla, ya que puede irritar los oídos. Si quieres intentarlo ten en cuenta que debes ser muy precavido.

Ingredientes
½ taza de agua tibia (125 ml).
½ taza de agua oxigenada (125 ml).

Procedimiento
En primer lugar, mezcla el agua tibia con el agua oxigenada.
Seguidamente después, procede de la misma manera que con la solución salina y aplica la mezcla con cuidado con ayuda de un algodón o con un gotero.

Usar una solución salina
Las soluciones salinas son la mejor opción a la hora de limpiar los oídos de forma natural. Para prepararla en casa necesitarás lo siguiente:
Ingredientes
½ taza de agua tibia (125 ml).
1 cucharada de sal fina (10 g).

Procedimiento
Primero, en media taza de agua tibia incorpora 1 cucharada de sal fina y remueve bien.
Después, moja un trozo de algodón en esta solución y exprime unas gotas en el oído.
Seguidamente, mantén la cabeza ligeramente inclinada, con el oído tratado hacia arriba.
Finalmente, pasado varios minutos, inclina la cabeza hacia el lado opuesto para que la solución salga.

Aceite de bebé, de oliva o aceite mineral

Ingredientes
Unas gotitas de aceite de bebé, de oliva o mineral, según prefieras.
Procedimiento
Primero, coloca unas gotas en el oído para ablandar la cera y deja que el aceite actúe toda la noche.
Después, para evita que el aceite salga antes de llegar a la cera, acto seguido coloca una bolita de algodón.
A la mañana siguiente, quita el tapón de algodón y elimina el exceso de aceite.

Vinagre y alcohol
Este es otro remedio riesgoso, por lo que si decides utilizarlo debes tener mucho cuidado. Para prepararlo, deberás realizar los siguientes pasos.

Ingredientes
Un par de gotitas de vinagre blanco y alcohol.
Procedimiento
Primero, mezcla partes iguales de vinagre blanco y alcohol.
Después, con la cabeza inclinada, vierte unas gotas de esta preparación en el oído y deja actuar unos minutos.
Finalmente, vuelve la cabeza hacia el lado opuesto para drenar el líquido.

Tratamiento con agua esterilizada
De acuerdo con la sabiduría popular con dos gotas de agua esterilizada a temperatura corporal es posible limpiar los oídos. Para ello, solo hay que inyectar con sumo cuidado el agua esterilizada con una jeringa en los oídos durante unos minutos y luego secarlos muy bien con una toalla.

¿Por qué tendrías que consultar con el médico?
Aunque no lo creas, si tienes dudas o sientes molestias, antes de proceder a limpiar tus oídos con remedios caseros, te recomiendo que consultes con el médico. Esto te ayudará a evitar reacciones contraproducentes que puedan aumentar las molestias.

Si quieres utilizar algún remedio casero para quitarte un tapón de cera, lo ideal es hacerlo siempre previa autorización del profesional, ya que disminuyes el riesgo de que se produzcan complicaciones y reacciones adversas.

Si tienes tendencia a formar tapones o desarrollar problemas auditivos, acude a un especialista cada cierto tiempo para realizarte chequeos y recibir las mejores indicaciones.

Previous post ¿Qué revelan los gases intestinales (pedos) sobre tu salud?
Next post Todos los tiran a la basura pero Vale Oro, pruébalo y nunca mas dejarás de usarlo